lunes, 1 de octubre de 2012

Fortalezas y debilidades (entrevista de trabajo)



Debes prever qué preguntas pueden hacerte acerca de tus puntos fuertes y débiles (define tus puntos fuertes y débiles. Averigua cuáles son tus fuertes y explótalos. Hazte una relación de tus puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos (como en el
caso de reformulación positiva que se explica más abajo). Estudia tus aptitudes, tu experiencia y tu educación.



¿Cuál es su mayor fortaleza?
Numerosas respuestas son buenas, sólo debe permanecer positivo. Unos pocos buenos ejemplos: su capacidad para establecer prioridades, su capacidad a trabajar bajo presión, su capacidad de resolución de problemas, su capacidad de liderazgo, su experiencia profesional, su capacidad de concentrarse en los proyectos, su actitud positiva, etc.

Hable sobre sus fortalezas:
 Conteste esta pregunta estándar orientando sus fortalezas a las necesidades del cargo al que usted se está postulando, con lenguaje claro y conciso.

¿Cuál ha sido el error más grande que has cometido? ¿Cuál es tu mayor debilidad?
Para la primera pregunta es fundamental que tengas en cuenta que tu entrevistador busca conocer un poco más sobre tu capacidad de aprendizaje. Tu respuesta debe reflejar que aprendes de tus errores para no volverlos a cometer. Aquí también se evalúa tu capacidad para resolver problemas.

El primer paso para hablar de nuestras debilidades es reconocerlas. Si no reconoce un problema no podrá superarlo. El peor error es decir que no tenemos debilidades, ya que todos las tienen. ¿Cuáles son sus puntos débiles?: Si bien es un gran error afirmar que no tienes debilidades o defectos, tampoco deberías arriesgar tu puesto por creer que la honestidad es lo fundamental a esta pregunta. Aquí tienes que contar con una estrategia adecuadamente planeada.

 Lo más adecuado es mencionar aquellos defectos que puedan ser útiles para el trabajo. Por ejemplo “soy demasiado minucioso y cuando me concentro y/o empiezo en un trabajo suelo seguirlo hasta el final.”Por ello, debes saber qué decir, evitar las debilidades cliché y no realizar una lista extensa, sino detallar solo un par de ellas (particularmente he notado que solo piden 3 debilidades y 3 fortalezas).

La mejor manera de decir tus defectos es reconocer los que son fáciles de corregir y además asegurar que estás trabajando en eso, por ejemplo puedes decir Por ejemplo “yo soy algo impuntual, pero he aprendido a programarme a tal punto que dejo suficiente holgura en el tiempo para no llegar tarde” y cosas de ese tipo. Defecto y solución, esa es la mejor manera. Sobre tus debilidades, nunca debes ser negativo. Cualquier característica negativa o debilidad que tengas debes convertirla en una afirmación positiva. Después de ello, es importante decir que las tenemos desde antes, que no son una novedad y que estamos realizando acciones para corregirlas. Sería bueno especificar qué es lo que hacemos para superar nuestras debilidades, nadie es perfecto.
  
Finalmente, debemos aclarar que aun no hemos corregido completamente la debilidad en cuestión. En este caso, ya no se trataría de una debilidad y tendríamos que buscar otra.  Lo ideal es decir que tenemos la debilidad en cuestión bajo control pero que de todas formas estamos atentos a no cometer ese error de nuevo.

¿Tiene algunos puntos ciegos que le faltan desarrollar?
Una pregunta con trampa. Si usted conoce algunos de sus defectos dejan de ser puntos ciegos, en este caso manténgase positivo y hable que estará atento en encontrarlos para así poder superarlos.

Reformulación positiva:
Definición de Reformulación Positiva:
Argumentar transformado lo negativo en positivo
Ver el problema o inconveniente desde otro punto de vista más favorable
Convertir un punto débil en una ventaja
Saber presentar un aparente defecto o carencia como una virtud

Ejemplos:

(Entrevistador) “Parece que no tiene mucha experiencia para el cargo al que se está postulando”       (Candidato) “Si, es cierto, hasta ahora no he tenido ocasión de ser contratado ya que acabo de finalizar mis estudios de XXX (o no he conseguido la oportunidad). Pero eso, hace que tenga unas enormes ganas de empezar en mi primer trabajo, al que abordaré con una gran motivación, entrega y entusiasmo, pues para mi va a suponer todo un reto y una oportunidad que quiero aprovechar. Además, me ayuda el tener frescos los conocimientos adquiridos durante mi formación, listos para aplicarlos. En cierto sentido, el no haber trabajado antes en otras organizaciones /empresas me permite ahora adaptarme más fácilmente a este puesto y a esta empresa...”

(Entrevistador) “Le veo nervioso” (Candidato) “Entiendo que me diga eso. Realmente cuando un asunto me importa mucho, siento cierta ansiedad por lograrlo. Además, soy una persona muy transparente en mis sentimientos, y cuando estoy cerca de conseguir algo que realmente quiero y para lo cual me considero apto, no puedo evitar sentirme un poco o bastante inquieto”

(Entrevistador) “Tiene usted ya cierta edad...”        (Candidato) “Todo este tiempo me ha permitido adquirir experiencia y madurez, lo que me ayuda a abordar este puesto con responsabilidad. El puesto que ofrecen es verdaderamente importante, tanto como para no ponerlo en manos de cualquiera, y yo ofrezco la garantía y seguridad de ser precisamente una persona madura y responsable. Además, el tener la edad que tengo me hace valorar aun más el puesto de trabajo, para esforzarme en mantenerlo”

No digas, "acabo de culminar mis estudios y no tengo experiencia profesional" enfocado de otra manera la respuesta correcta sería "estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios.

Si quieres mas información Click Aqui para ver el contenido completo de este sitio web....

3 comentarios: